México lindo y querido. “El país que se resiste a crecer”.

La noche de hoy 5, de enero de 2017, nuestro país ha sido escenario de un acontecimiento histórico. Miles de víctimas han manifestado, a través de conductas poco éticas, su descontento y odio hacia un gobierno corrupto y con nula visión hacia el bienestar y progreso de sus ciudadanos. 

Me parece ilógico que grupos de ciudadanos se unan de manera “pacífica” a protestar ante la situación en la que estamos viviendo. Y sí, cabe la posibilidad de que el gobierno esté detrás de todo esto, como es de costumbre. La pregunta es, ¿qué esto no es suficiente para decir YA BASTA?.  

Desgraciadamente la falta de educación en nuestro país, ha formado ciudadanos a imagen y semejanza de sus figuras públicas. Lo que trae como consecuencia una sociedad deshonesta, egoísta, ambiciosa y con poca visión. Una sociedad de “títeres” manipulados por el gobierno a su antojo. Un país que claramente, se resiste a crecer. 

Y sí, la culpa es nuestra por permitir que llegáramos hasta este punto y por no poner un alto en el momento adecuado. Por convertirnos en ciudadanos deshonestos con acciones tan “pequeñas” como dar “mordida” a un oficial de tránsito. 

El “gazolinazo”, el incremento de impuestos, el aumento en los salarios de nuestros gobernantes; toda esta serie de acontecimientos ha llevado a la sociedad a actuar de manera ilícita o a considerar la posibilidad de hacerlo.

Este tipo de conductas es comprensible, debido a la desesperación de los ciudadanos al vivir en un país, donde la adquisición de bienes y servicios, va en aumento y donde los salarios siguen igual. Y reitero, es comprensible más NO es un justificante. 

Si seguimos así es claro que no llegaremos a nada bueno. Probablemente la violencia llegue a ser nuestro pan de cada día o, simplemente lleguemos a perder las pocas esperanzas que nos quedan en “el país que se resiste a crecer”.

Creo que lo importante es reflexionar y evitar sumarnos a este tipo de conductas y cuando nos enfrentemos a un dilema ético, sepamos actuar de manera honesta. Y, definitivamente debemos levantar la voz, pero no de esta manera.

Seamos un pueblo unido donde la educación, la cultura, la honestidad, el trabajo y la calidez de nuestra gente sean los cimientos que levanten a  “el país que se resiste a crecer”y nos devuelva a nuestro “México lindo y querido”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s